css templates

Natural es cuidarte


Aprovecha los beneficios de la naturaleza 

Glucosamina y Condroitina, la pareja perfecta

Todas las articulaciones de nuestro cuerpo son susceptibles de sufrir lesiones después de someterlas a intensas sesiones de ejercicio físico. Rodillas, hombros, tobillos, codos, muñecas.

Con el paso de los años los tendones, ligamentos y cartílagos sufren desgaste que, sin el debido cuidado pueden acabar derivando en lesiones o patologías. Debemos recordar que la función del cartílago es la de acomodar las superficies óseas para amortiguar los impactos producidos por los rozamientos y movimientos de las articulaciones.
Mobirise

La glucosamina es un compuesto generado por el organismo y que participa en la movilidad de las articulaciones y la formación de los cartílagos. Se trata de un aminoácido que se deriva de la glucosa y la glutamina, y forma parte de componentes de los glicosoaminoglicanos, proteoglicanos y del ácido hialurónico, esenciales en el proceso de formación de tejido cartilaginoso.

Por otra parte, el condroitín o sulfato de condroitina es otro componente de gran importancia en tejidos vertebrados. Su presencia aporta al cartílago propiedades mecánicas y elásticas, además de estar presente en otros tejidos conectivos del cuerpo como la piel, vasos sanguíneos, ligamentos y tendones.

Mobirise

La condroitina puede provenir de fuentes naturales, como cartílago bovino o de tiburón, o puede producirse en un laboratorio. La condroitina también se conoce como sulfato de condroitina, ácido sulfúrico de condroitina y chonsurid. El sulfato de condroitina es una combinación de condroitina y sal mineral.

Tanto la glucosamina como la condroitina resultan efectivas por separado, aunque su combinación aporta mayores beneficios al complementarse entre ellas.  

¡COMPARTE!

Mobirise

Jengibre Nutrimanía®

Mobirise

Cloruro de Magnesio Nutrimanía®

Mobirise

Ajo Nutrimanía®

Mobirise

Carbón Vegetal Nutrimanía®

SÚPER SOYA® todos los derechos reservados 2020